Fum Box Mini

Las cajas de Fum Box están fabricadas de una madera africana llamada Okume, la cual tiene como característica principal no dejar restos de sabor y olor en nuestra marihuana como las cajas de cedro o de nogal. Tampoco correremos el peligro de que suelten resina con el tiempo, cosa que puede estropear nuestra marihuana.

 

Son macizas y cuando se cierran quedan casi herméticas, con lo que la humedad interior se mantiene en el punto exacto que queremos. Cerrada se crea una corriente que hace entrar y salir el aire justopara que no se retenga la humedad dentro, pero que tampoco se emitan olores hacia el exterior.

 

Su forma interior permite un reparto homogéneo de la humedad, la cual la podemos controlar mediante un higrómetro analógico muy preciso y unas esponjas de alta densidad. Para subir la humedad solo hay que mojar con unas gotas de agua las esponjas, y para bajarla añadir gel de sílice en el compartimento preparado para ello. Si no quieres calentarte la cabeza para mantener la humedad en el curado, puedes añadir sobres de Bóveda 62 que subirán o bajarán la humedad automáticamente estableciéndola al 62%, una humedad justa para el curado de la marihuana.

 

En los departamentos donde están las esponjas humidificadoras de alta densidadtenemos unas rejillas en la parte inferior, y en el apartado del higrómetro las rejillas están en la parte superior. Eso hace que la propia humedad cree una corriente de aire interna que reparte la humedad homogéneamente, y que la humedad que marca el higrómetro sea la real que tiene la hierba, no tendremos lecturas erróneas.

 

Todas las cajas Fum-Box disponen de una malla de 135 micrones donde apoyamos nuestra marihuana, la cual hace que solo las glándulas de resina de máxima calidad pasen a la zona de abajo. Mediante una bandeja situada debajo de la malla podremos recoger los tricomas más finos de nuestra hierba, ganando unos porritos de hash al final del curado. Para cogerlo solo tendremos que ayudarnos de una tarjeta, ya que la bandeja está fabricada en metacrilato, un material especial y nada poroso para que no se adhiera.

Las visagras son de acero con baño de níquel inoxidable para garantizar una larga vida de uso continuado. Se abren en un ángulo de 110ª y soporta perfectamente el peso de la tapa, así se mantendrá abierta mientras queramos sin que roce la tapa ni sufran las visagras.

 

Tienes 3 tamaños de caja de madera FumBox, para adaptarse a tus necesidades de curado;

 

  • La Fum Box más pequeña es ideal para transportar 2-3g de hierba, la cual irá depositando la más fina resina en la capa de abajo. Tiene 3 partes; una que hace de cubierta y dos bandejas. La bandeja de arriba es donde tiene la malla de 135 micrones y donde ponemos la marihuana, y en la de abajo donde cae la resina o como se suele decir el "polen" más fino. Todas las piezas quedan fijadas mediante imanes de neodimio para que no se abra involuntariamente. Este modelo no tiene higrómetro; es solo para transporte o para tener cogollos de colección.
     
  • La Fum-Box mediana ya está más dedicada al curado de nuestra mejor hierba, ya que tiene una mayor capacidad (unos 50g), higrómetro para controlar la humedad y hasta un separador que nos permite tener 2 variedades curándose o conservándose al mismo tiempo. Al abrirla veremos como es totalmente diferente a las cajas de curado que solíamos ver, ya que tiene unos compartimentos especiales donde poner agentes humectantes o deshumidificadores sin que estén en contacto con la hierba. Unas aberturas permitirán que la humedad sea homogénea en toda la caja, evitando cúmulos de humedad que pueden fastidiar nuestra cosecha. Tiene dos esponjas de alta densidad a las que podemos echar unas gotas de agua para que suba la humedad dentro de la caja, o podemos quitar las esponjas y poner gel de sílice para que la humedad baje. Tiene una bandeja con una malla de 135 micrones que dejará pasar solo la mejor resina, y debajo podremos recogerla de una bandeja fácilmente. Todas las partes móviles se fijan con imanes de neodimio, potentes y duraderos.
     
  • La caja Fum Box grande es la de máxima capacidad, donde podremos curar o conservar más de 100g de hierba (de 110 a 120g). Está separada en dos compartimentos, y la división la hacen los departamentos con los que controlamos la humedad. Al tener los agentes humectantes o deshumectantes en el centro de la caja, el reparto de la humedad será mucho más uniforme y no se crearán zonas más húmedas o más secas. Cada apartado tiene su propia malla de 135 micrones y su propia bandeja, con lo que será fácil curar o conservar dos variedades distintas sin que se junte la resina en la parte de abajo. El higrómetro y las esponjas de alta densidad están colocadas en el centro de la caja, cerradas en un compartimento con tapa fijado con imanes de neodimio.

Elijas el tamaño que elijas, tendremos una caja para el curado y conservación de nuestra hierba de máxima calidad y durabilidad, con un diseño especial dedicado a los auto cultivadores y consumidores de cannabis. Ideada para que saquemos la mejor calidad de hierba, mejorarnos el curado controlando la humedad, y separarnos los mejores tricomasde nuestra hierba para nuestro disfrute personal. Una caja profesional para cultivadores de todos los niveles.

Tamaños de las cajas Fum-Box:

  • Pequeña; 9 x 5 x 3,5cm
  • Mediana; 25 x 23 x 14cm
  • Grande; 36 x 24 x 13cm
  • Colores:

    - Verde
    - Negro
    - Madera

$21.990Precio
Smokeshop
Accesorios
 

+56956480011

Arzobispo Larrain Gandarillas 108, Providencia, Santiago Chile.

©2019 por OG420.